Desde que recuerdo he tenido problemas con el sobrepeso; hice muchas dietas; tomé pastillas, visité muchos/as nutricionistas, pero nada servía; bajaba de peso un tiempo y luego volvía a subir otra vez.

Fue así como llegué a pesar 118 kg, que se veía “nada saludable” para una kinesióloga.

Escuchaba a menudo “¿¿kinesióloga??”, “ no hay tallas grandes”, “ deja de comer tanto” y otras que de seguro han escuchado ya innumerables veces.

Un día me decidí y de casualidad encontré el Instituto del Dr. Gallardo en noviembre del 2015; solicité una hora para evaluación y luego de realizar los exámenes y tener los pases me operé de Manga Gástrica el 15 de diciembre de ese año; ese día comenzó mi nueva vida; no ha sido fácil pero lo he logrado.

Allí conocí grandes personas pero quiero destacar a Daniela González O. para mí la mejor nutricionista (y sepan que visité muchas). Ella trabaja en el Instituto y me ha visto desde antes de la cirugía hasta ahora, siempre ha estado allí cuando la he necesitado, atenta a responder cada duda que se presenta, ya sea en su consulta o por correo.

Es realmente profesional en su atención, nunca la vi sacar una pauta ya hecha de internet o de otro lado (ya me había pasado con otros/as profesionales) y lo más importante a mi parecer es que ella crea “la dieta” totalmente personalizada de acuerdo a nuestras necesidades nutricionales según la etapa en que estamos de nuestro proceso.

Ya ha pasado 2 años y 10 meses de mi operación y aún me sigo atendiendo con ella; ha sido un gran apoyo en este camino en que debemos aprender a comer para no llegar otra vez a la obesidad.

*Este es un testimonio real, sin embargo los resultados no se pueden garantizar en un 100%, y los mismos pueden variar de persona en persona. Foto y texto de Claudia De la Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *