La cirugía barátrica, forma parte del tratamiento para la obesidad que no ha podido ser controlada por otros medios, y que ha traído como consecuencia, diabetes, hipertensión, u otros padecimientos cardiovasculares que ponen en riesgo la vida.